¿Cómo mantener la concentración en clases y no dormirme?

Bienestar

Mantener la concentración en clases te ayuda a optimizar el tiempo y lograr un mejor rendimiento académico.

Mantener la concentración

Mantener la concentración parece un objetivo muy difícil de alcanzar a fin de año y con tantas distracciones al alcance de la mano.

Sin embargo, centrar la mente durante clases o mientras estudiás te permitirá aprovechar al máximo tu tiempo y energía.

Por eso, en este artículo te contamos algunas claves para enfocarte en tus estudios y sacarle el mejor provecho al tiempo de clases.

Clases presenciales y por Zoom: la importancia de la preparación previa

Prepararte previamente para la clase, ya sea por Zoom o con modalidad presencial, te permite enfocarte en lo que estás escuchando y participar activamente.

Si la clase es por Zoom, tenés que asegurarte una buena conexión a internet, pero también estar en un espacio tranquilo y sin distracciones.

En ambos casos, te servirá tener a mano todos los elementos necesarios para el encuentro y revisar previamente los contenidos que se desarrollarán en el día.

Otro factor indiscutible es el descanso. 

Cuando dormís las horas necesarias con la profundidad que tu cuerpo requiere para sentirse renovado, la actitud frente al aprendizaje mejora y la concentración y el rendimiento es más eficaz.

Por eso, durmiendo bien y dedicando unos pocos minutos antes de clases para preparar el entorno y los elementos que necesitás, podrás aprovechar mejor el tiempo de aprendizaje y simplificar las horas de estudio para los exámenes.  

Claves para mantener la concentración en clases

Como venimos hablando, mantener la concentración en clases no es fácil pero sí imprescindible para optimizar el tiempo y lograr un buen rendimiento académico.

Pero, además, hay un beneficio oculto del que pocos hablan: la salud mental. 

Al enfocarte en una sola tarea, el estrés y la ansiedad disminuye sobre otras situaciones que en ese momento no podés resolver.

Y ya te habrás dado cuenta por experiencia propia, mantenerte focalizado es la clave para lograr la atención.

Por eso, en esta sección vamos a brindarte tres hábitos que te ayudarán a enfocarte en clases, optimizar el tiempo y rendir mejor.

Participar de manera activa

Cuando sentís interés en lo que escuchás, el compromiso y la concentración aumenta. 

Participar activamente preguntando o dando una opinión, es una forma de involucrarte directamente con el aprendizaje.

Para lograrlo, te recomendamos:

  1. Practicar el detox digital. Apagá el celular, la radio, televisor y cualquier otro aparato electrónico que pueda distraerte con sus colores, imágenes y sonidos.
  2. Mantener una actitud positiva y abierta. Si considerás que no tiene sentido lo que estás estudiando, plantéaselo al profe para que pueda enfocarte.
  3. Tomar notas y, en lo posible, repasar los conceptos de la clase anterior para entender el hilo de la clase.
  4. Escuchar atentamente y no involucrarte en conversaciones con tus compañeros durante clases. Todos queremos divertirnos, pero hay tiempo para todo.
  5. No tengas vergüenza en solicitar ejemplos. Tu participación siempre será muy valorada por tu profe y compañeros (aunque no siempre lo admitan).

De esta forma, te aseguramos que tu compromiso con la materia de estudio aumentará junto a tu rendimiento.

Mantener una postura adecuada

Sentarte cómodo evita distracciones. Por eso, una buena postura te predispone a aprender. 

La mejor postura para concentrarte es:

  1. Las piernas deben estar en ángulo recto, con los pies apoyados en el suelo o un poco más elevados. 
  2. Si usás computadora, la pantalla debe estar a la altura de los ojos para no inclinar la cabeza hacia arriba o hacia abajo.
  3. Relajá los hombros, intentá no encogerlos para evitar contracturas.
  4. Sentate con la espalda recta y apoyada sobre el respaldo de la silla.
  5. En lo posible, no crucés las piernas y hacé ejercicios de estiramientos de cuello y brazos cada 30 minutos.

De esta manera evitás dolores de espalda, de cuello o problemas de circulación de la sangre.

Alimentación y bebidas que estimulan la concentración

¿Sabías que hay alimentos que ayudan a concentrarte?

Si sos de los estudiantes que viven a base de café, mate y fideos, acá te damos otras ideas que pueden beneficiarte:

  1. Consumí frutas y verduras variadas, sus vitaminas ayudan a la salud cerebral. Por ejemplo, la espinaca es una buena aliada de la concentración.
  2. Comé al menos un huevo al día, ya que contienen colina, un nutriente que facilita las funciones relacionadas a la memoria y a la concentración.
  3. Incorporá nueces a tus comidas. Son una buena fuente de antioxidantes, grasas saludables y vitamina E.
  4. Cociná pescados ricos en omega 3, porque favorecen a la concentración y a la función cerebral.

Sobre todo, tomá suficiente agua, ya que la hidratación es fundamental para las funciones cognitivas.

Mantener la concentración

Conclusiones

Mantener la concentración en clases es una habilidad necesaria para lograr buenos resultados académicos.

Nuestras recomendaciones para lograrlo son:

  1. Dormir bien y preparar tu entorno antes de entrar a clases
  2. Participar de manera activa
  3. Mantener una buena postura
  4. Consumir alimentos que propicien la concentración

Con un poco de práctica y enfoque vas a darle lugar a todo tu potencial para alcanzar tus metas exitosamente.