SommierCenter Blog

No sabías nada sobre resortes de colchón hasta que…

Nadie se pregunta por los resortes hasta que en un movimiento durante la plenitud del descanso se empiezan a sentir un tanto incómodos. ¿Es tiempo de medidas de colchones? ¿Es normal sentir los resortes? Si te llamó la atención este tema es porque necesitás saber todo sobre ellos, de qué están hechos y cómo funcionan. Aquí va un plus: también querrás saber cómo elegir un colchón de resortes.

Photo by Vlada Karpovich on Pexels.com

Hay giros en la vida que son determinantes y provocan que reflexionemos sobre cuestiones que antes no nos hubiéramos preguntado. La mayoría de las personas terminan googleando interrogantes de esta talla en búsqueda de respuestas. Pero hay tanto por decir sobre el asunto que te quitó el sueño, que nos tocó darte luz ahora mismo y sin más vueltas.

¿Qué está pasando con los resortes de tu colchón? ¿Te molestan? ¿No te permiten descansar como quisieras? Primero que nada, tenés que saber resortes o espuma cuál es mejor, que no son los resortes los culpables de un mal descanso, quiza llegó el momento de cambiarlo.

Pero como sabemos que existen los fanáticos de los colchones de resortes y, sin ánimo de fundamentar ese amor por este selecto gusto, sí vamos a ahondar en las particularidades que tienen que saber. Fuera de toda gracia, ya sea porque te gusta más, te convence el formato o te agrada la estética, el objetivo es que tu colchón de resortes sea la respuesta a todas tus necesidades de descanso. 

Los especialistas recomiendan que los colchones sean lo suficientemente firmes como para sostener adecuadamente el peso del cuerpo. Para el descanso óptimo de la columna lo mejor es una superficie intermedia, ni demasiado dura, ni demasiado blanda. A partir de allí, queda a tu gusto decidir entre las múltiples opciones que existen.

Si ya sabés que tu próxima cama va a estar hecha de resortes, con los estándares de firmeza aconsejados por los médicos, ahora te toca saber que no todos los colchones de resortes son iguales. ¿Cuántos tipos de resortes existen? ¿Qué características tienen? ¿Cuál es el indicado para vos? Ahí vamos.

¿Cuál es el mejor resorte para tu colchón?

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Aquí no hay muchas vueltas, el que designemos como el mejor será aquel con el que te sientas cómodo al utilizarlo y por sobre todo, qué tan bien descansado te levantes al día siguiente. Pero cómo saberlo antes de ponerlo a prueba, mejor será conocer más sobre el tema.

Existen tres tipos de colchones de resortes entre los que podés elegir y cualquiera de ellos puede serte muy útil, dependiendo tus necesidades.

El sistema es el mismo para todas las variantes de esta clase de colchón: una estructura armada por una tira de resortes, generalmente de acero, recubierta por más o menos capas de diferentes tipos de espumas. Este método de fabricación los vuelve colchones duraderos y frescos, debido a la mejor circulación de aire que poseen.

Los resortes y su combinación con los refuerzos perimetrales pueden presentar diferencias que logran distintas experiencias de uso. Como siempre, la elección de alguna de estas alternativas estará sujeta a lo que necesites, tu presupuesto y lo que te guste más.

Muelles biónicos

Es uno de los modelos más populares y tradicionales. Son resortes independientes en forma de doble cono, que se tornan más estrechos hacia el centro. Están puestos de forma vertical y se encuentran comprimidos en la mitad, con una silueta similar a la de un reloj de arena.

Están unidos entre sí por hilos de acero y si cuentan con alambre templado, suelen ser flexibles y con un alto nivel de firmeza. De todas formas, existe una enorme amplitud en la calidad y el precio de este tipo de colchones. A mejores materiales, mejor es la sensación de adaptabilidad y de sostén, aunque existen otro tipo de resortes que reaccionan mejor al peso del cuerpo.    

Muelle contínuo

Es un hilo único de acero que forma un resorte, por lo general con la forma de una letra “Z”, dando como resultado un colchón de gran consistencia y firmeza considerable, ya que evita que se generen vacíos dentro de él. Debido a la forma en la que están colocados los resortes, estos colchones logran tener una buena ventilación, lo que permite controlar mejor la presencia de ácaros y polvo.

Muelle ensacado o “resorte pocket”

Son resortes enfundados en sacos de tela distribuidos por el interior del colchón. Esta clase de composición aporta una gran adaptabilidad, asegurando la firmeza aconsejada. Los resortes se accionan específicamente en las zonas que están en contacto con el cuerpo, por lo que el resto del colchón mantiene su forma.

Además, los resortes pocket disminuyen ruidos y rebotes molestos a la hora de compartir la cama, asegurando que cada persona, independientemente de la posición que adopte al momento de dormir, logre buenos niveles de confort sin interferir en el sueño de su pareja.

Existe una variante de los muelles ensacados, llamada “micromuelles”. Son un poco más pequeños y pueden estar distribuidos en grupos o de forma individual. Al ser todavía más chicos que los pocket regulares, se adaptan de una forma más localizada y personalizada al peso del cuerpo. 

¿Cómo elegir el colchón de resortes?

Además de tus preferencias personales y del presupuesto que puedas destinar para comprar un colchón, es importante tener en cuenta otros aspectos como tu peso y el de tu pareja, si es que estás buscando una cama matrimonial. También es un dato importante si alguno de los dos suele pasar mucho calor al dormir. 

Un colchón con resortes pocket o “micromuelles” puede ser una buena opción si estás buscando la máxima adaptabilidad. Funciona de maravillas cuando lo utilizan dos personas, ya que se adapta a la forma de dormir de cada uno y reduce cualquier movimiento o ruido no deseado.

El sistema de muelle continuo resulta muy bueno bajo grandes cantidades de peso, por lo que puede ser la mejor alternativa si estás buscando un colchón que no se deforme con el tiempo. ¿Tenés mascotas y suelen dormir en tu cama?  Este modelo te asegura años de sueño placentero para vos y para tus amigos de cuatro patas.

El uso final del colchón también puede modificar tu decisión. Si lo vas a usar todos los días, necesitás que te aporte los mayores niveles de comodidad posibles. En cambio, si vas a usarlo en un cuarto de invitados o en una casa de vacaciones, no necesitás que cumpla con todos tus deseos. 

El punto es que, si estás precisando un colchón pero no lo vas a utilizar continuamente, podés optar por opciones más económicas pero que sigan asegurando un descanso confortable. En ese caso podría funcionarte un colchón con resortes bicónicos, dentro de una gama accesible a tus preferencias. Va a proveerte de la firmeza que necesites vos, tus invitados o tus familiares, para lograr un descanso saludable. 

¿Te estás mudando solo por primera vez? Un colchón de estas características puede ser un gran complemento en tu nuevo departamento o casa, en especial si estás eligiendo tus primeros muebles, electrodomésticos y objetos. Combinalo con una buena almohada y ya tenés tu cama lista.

Ahora sí podés decir que tenés un máster sobre resortes de colchones, o que sos realmente fanático de ellos. Con toda la información que te dimos y las recomendaciones antes de elegir un colchón de resortes vas a saber cuál será el mejor para vos.

Tené en cuenta que además de las características específicas del colchón, la estructura sobre la que lo apoyes también va influir en tu descanso y en la sensación de firmeza y adaptación que te brinde.

No te olvides que al estrenar un colchón hay que pasar por un breve proceso de adaptación. Es posible que durante las primeras semanas de uso puedas sentir algún tipo de molestia, te resulte más duro que el anterior o te lleve más tiempo conciliar el sueño. Sin dudas, esto dependerá de cada uno ya que algunos se pueden sentir bien desde el principio y otros necesitarán unos días para adecuarse por completo. 

Es lógico, después de utilizar durante mucho tiempo la misma cama, tanto el colchón como el cuerpo se acostumbran completamente uno al otro, por lo que uno nuevo puede resultar un poco incómodo particularmente las primeras noches.

Algunas personas se resisten a cambiar su colchón sin considerar cada cuanto se cambia el colchón, aunque ya tenga pocos años, pero lo cierto es que también tienen su “fecha de vencimiento” y van perdiendo poco a poco sus propiedades. Al usarlo constantemente, no te vas a dar cuenta porque te vas a ir “acomodando”, pero una vez que empieces a dormir en un colchón nuevo, vas a notar que vas a Dormir Mejor

Independientemente del sistema de resortes que elijas, lo importante es que la cama sea la adecuada según tu altura, tu peso, tus gustos y el uso que le vayas a dar. Lograr un buen sueño y una relajación profunda todas las noches tiene un impacto muy positivo en tu salud y por lo tanto, en tu calidad de vida. 

Salir de la versión móvil