Icono del sitio SommierCenter Blog

Cambiá la posición al dormir hoy y empezá a descansar mejor

bed cute dog female

Photo by Pixabay on Pexels.com

Descansar bien es importante para sentirnos mejor física y mentalmente. Dormir de manera correcta nos ayuda a desempeñarnos mejor en nuestras actividades cotidianas tanto personales como laborales. Pero, ¿estamos haciéndolo en la posición adecuada? 

Para sentirnos bien, tener la energía suficiente y estar concentrados es fundamental lograr un sueño profundo y sin interrupciones durante la noche; aunque esto se torna una odisea para aquellos que padecen de problemas para dormir o que simplemente no encuentran la comodidad para hacerlo. 

Hay quienes implementan ciertas actividades que ayudan a dormir, otros deben tomar alguna medicación recomendada por un especialista y otros con sólo cambiar la postura al dormir ven cambios. 

Es verdad que muchos factores influyen en el descanso, sobre todo el colchón y la almohada, pero algo tan simple como la posición puede ayudar muchísimo aunque no lo parezca. Si nos sentimos cómodos vamos a llegar más rápido a un sueño profundo, reparador y totalmente placentero. 

Un buen descanso se logra con una posición correcta, un colchón y una almohada que la acompañe y también por otras medidas a implementar que pueden ayudar en el camino a encontrarnos mejor y más rápido con Morfeo. 

¿En qué posiciones se recomienda dormir?

Con el objetivo de descansar bien y evitar levantarnos al otro día con dolores musculares, se debe adoptar la posición correcta para dormir. Estar molesto dificulta e interrumpe el sueño, por eso tenemos que tomar la postura adecuada.

Esta postura se debe evitar en personas que padecen apnea del sueño porque la elevación de la cabeza produce una tensión en las vías respiratorias que dificulta el flujo de aire y en personas que roncan puesto que la lengua se desplaza hacia la faringe, disminuyendo su apertura, y obstruyendo el paso del aire. 

Si bien se recomienda hay que tener mucho cuidado con esta postura porque por la curvatura de la columna puede dar dolores de espalda, dificultar la respiración y generar tensión en el cuello. Para estar mejor se puede incorporar una almohada entre las rodillas. 

Entre estas posiciones debes elegir la que te proporcione mayor comodidad y sea mejor teniendo en cuenta tus problemas de salud o de sueño. 

En el caso de las mujeres embarazadas la posición más recomendada es decúbito lateral izquierdo y no derecho, porque así se impide la compresión de la vena cava, lo cual favorece el estado circulatorio de la placenta.

Si son pacientes que sufren de reflujo gastroesofágico es mejor no dormir boca arriba, a menos que la cama tenga una elevación en la cabecera, y hacerlo decúbito lateral izquierdo como las embarazadas.

A personas con enfermedad pulmonar o cardíaca se les aconseja dormir con dos almohadas para mantener una inclinación vertical y facilitar la respiración.

Para los que padecen de lumbalgia es mejor dormir boca arriba con poco elevación en la almohada o de lado con las rodillas algo flexionadas con un cojín entre ellas.

Ahora antes de ir a la cama toma conciencia de la posición que adoptas para que tus horas de sueño sean en realidad horas de descanso y recuperación de energías.

La postura que no se recomienda por nada adoptar para dormir y tener un buen descanso, es boca abajo. Esta posición no favorece la forma original de la columna y puede agravar lesiones presentes en la cervical, lumbar y dorsal. Al dormir de esta manera, obligamos a nuestro cuerpo a mantener una postura forzada durante varias horas. 

Si necesitás cambiar tu posición o querés evitar dormir de esta manera, se puede lograr durmiendo boca arriba y poner almohadas a los lados del cuerpo para evitar darte vuelta o colocar una pelota de tenis en la almohada o en el pijama para que si 

¿Qué papel cumple la almohada?

Además de cuidar la postura y elegir el colchón adecuado para descansar, la almohada desempeña un papel fundamental. Existen gran variedad de diseños y rellenos, por eso muchas veces nos encontramos perdidos a la hora de elegir una.

Es importante tener en cuenta la posición en la que dormimos, la altura, la firmeza y el material con el que está fabricada.

En cuanto al material, se recomienda que sea suave y de un material que se adapte mejor a la curva natural de la cabeza y el cuello. Y según la posición que adoptas para descansar:

Cuando las almohadas pierden la cantidad de relleno original, es momento de cambiarlas por otra nueva. Según estudios científicos, dormir con una almohada de calidad mejora el sueño de manera considerable.

Otros consejos para descansar mejor

El colchón y la almohada hacen en gran parte que el descanso sea el adecuado pero podemos tomar otras medidas para acompañarlo. Recomendamos implementarlas y hacerlo de a poco para que con el tiempo se vuelvan parte de la rutina: 

Salir de la versión móvil