Icono del sitio SommierCenter Blog

Todo lo que tenés que saber sobre colchones inflables

red and white bed pillows

Photo by Jens Mahnke on Pexels.com

Los colchones inflables empezaron una nueva era. No son solo los azules ondulados que se ven en todas las fotos. Hay modelos de vanguardia, diseñados para distintas ocasiones y en distintas alturas para todos los gustos. Animarse a dormir al aire libre es posible si tenés en cuenta todo esto sobre los colchones inflables.

Cuando solo existía la bolsa de dormir, ir de aventura en carpa podía llegar a ser una tarea difícil. Descansar con el cuerpo en el piso, sin nada que una esterilla no era para cualquiera. Por eso, solo los que podían soportar las molestias corporales que puede causar dormir en una bolsa y sobre la tierra, eran los únicos que se animaban a la experiencia.

Por suerte, la industria se apiadó de las personas con corazones valientes que necesitan más comodidad para animarse a la aventura. Se inventaron los colchones inflables y los infladores portátiles para que cualquier amante de la naturaleza pueda disfrutar del aire libre.

Y eso no fue todo porque a partir de colchones muy básicos se empezaron a crear colchones de diseño individuales, twin y queen. Hoy hay para todos los gustos y para que nadie se resista a una noche de camping. Pero,¡atención! Un colchón inflable puede tener distintos usos y ser muy útil en una casa para esas visitas inesperadas, para el cuarto de los niños y hasta para jugar con ellos o ver televisión en el patio.

El colchón inflable llegó para quedarse. De acuerdo a tu objetivo, podrás elegir el que mejor cumpla la función deseada.

¿Qué colchones inflables existen?

Vamos por partes para que descubras cuál es el que mejor te sienta para la experiencia que desees.

Materiales: el mejor colchón inflable es el que vos necesites 

Hay de distintos materiales y con distintas texturas. El más utilizado es el PVC o poliuretano o fibras de plástico. Pero también hay de poliéster o látex. Todos son materiales resistentes y muy fáciles de limpiar. 

Si bien la durabilidad del colchón dependerá del uso y de su cuidado, el diseño puede ayudar a que no se dañe. Por eso, es importante que busques uno resistente a los pinchazos, como los que vienen reforzados o con doble capa de material. Por otra parte, debes asegurarte de elegir uno que sea impermeable para que sea fácil de limpiar y te proteja de la humedad mientras estés al aire libre.

Los colchones más modernos vienen con cámaras de aire separadas, que son infladas de manera individual para darle más firmeza y separar unas de otras. Hay, incluso, colchones dobles en los que cada mitad se infla por separado para que cada miembro de la pareja lo adecue a su peso.

Cuántas más cámaras de aire tenga el colchón más podrá desinflarse a lo largo de la noche, por lo que lo ideal es elegir un modelo con una o dos cámaras de aire cómo máximo. Si optás por uno de vanguardia con más cámaras y un diseño resistente mejor pero si comprarás los convencionales elige el de dos cámaras máximo.

Del material y del modelo dependerá el peso que soporte el colchón. En general, tanto los individuales pueden soportar hasta 120 o 150 kilos mientras que los dobles llegan a 295. Es importante tener en cuenta esto para evitar despertar en el piso al día siguiente, especialmente, si se opta por dormir de a dos y con una mascota. 

Si necesitas un colchón más resistente, ¡no te desanimes! Hay cada vez más marcas especializadas en ropa deportiva y de elementos al aire libre con nuevas propuestas para todos. Además, cuentan con cada vez más tecnologías innovadoras, pesan menos y son más fáciles de transportar y de inflar.

Consejos prácticos: cómo inflar y desinflar un colchón inflable

Parece una tarea de niños muy básica pero no lo es. Inflar y desinflar correctamente un colchón de este tipo permitirá que dure en el tiempo y que mantenga su calidad. Es importante reconocer cómo viene doblado de fábrica para luego guardarlo de la misma forma.

Una vez que abrís la caja, lo ideal es estirar el colchón sobre una superficie segura, libre de elementos que puedan pincharlo. Debes identificar dónde está la válvula y decidir si lo inflarás en forma manual o con una bomba. Ambas opciones son posibles aunque, por lo general, los colchones suelen venir con infladores manuales.

Los manuales están diseñados para ser sujetados con el pie mientras bombeás el aire con tus dos brazos. Los eléctricos cuentan con un motor y un interruptor que debe ser accionado para encenderlo y apagarlo antes de que el colchón estalle por recibir demasiado aire. El colchón debe inflarse al 90% de su capacidad para evitar que se dañe y para garantizar la comodidad del cuerpo.

Si sos una persona que le dará mucho uso, lo ideal es que compres una bomba o motor eléctrico para que puedas inflar y desinflar rápidamente. Muchas funcionan con corriente eléctrica pero también con el encendedor del auto, lo que es ideal para ir de camping.

Con un motor, desinflar el colchón requiere solo apretar un botón para que este extraiga el aire del interior. De manera manual, solo tendrás que abrir la válvula y dejar que el aire salga lentamente. En ningún caso debes presionar con el cuerpo o acostarse sobre el colchón porque esto puede dañarlo. El aire debe ser expulsado lentamente. Forzarlo para que el aire salga más rápido puede causar una pinchadura o dañar la válvula.

A la hora de guardarlo y de enrollarlo, el tapón debe quedar abierto para que termine de salir del aire. Si el colchón no viene con una funda, es importante que consigas una para guardarlo en la caja de origen. 

A la hora de transportarlo, puedes hacerlo con la caja o con una funda protectora en cualquier mochila. Siempre es importante cuidar que no esté cerca de elementos cortantes o que puedan dañarlo. Cuánto más protegido esté más durará.

¿Se limpia el colchón inflable?

Si. Esta es una tarea de la que nadie puede salvarse, especialmente, si se busca que el colchón inflable dure en el tiempo. Y, también, a la vuelta de un viaje o, luego de una noche con niños. Siempre puede haber algunos accidentes que ensucian el colchón.

Entonces, luego de cada uso se recomienda limpiarlo con un paño apenas mojado y secarlo con otro o pasarle un paño seco si no se manchó. Después de desinflar es recomendable sacudirlo pero no con mucho énfasis para evitar que se dañe la válvula.

Si está manchado, se puede mezclar agua con jabón y limpiar el colchón de ambos lados. Luego, se quita el producto con un paño mojado sin la mezcla y se seca. Antes de guardarlo, hay que dejarlo secar al aire libre, lejos del sol que puede dañar el material del colchón. El sol directo reseca el PVC o el látex, lo que hace que sea más proclive a sufrir pinchaduras.

En caso de que el colchón tenga mal olor se puede mezclar agua con bicarbonato con un paño, dejar actuar y luego retirar con un paño húmedo. Si tiene moho se puede utilizar una mezcla de vinagre agua y retirar con una esponja. Enjuagar con un paño humedecido y dejar secar a temperatura ambiente.

A la hora de dormir, todo colchón es un elemento clave. Disfrutar de una noche al aire libre de manera cómoda es una experiencia hermosa. El colchón ofrece un soporte firme para la espalda y hace que el camping sea accesible a todos. 

No se recomienda su uso diariamente porque los colchones para las camas están diseñados especialmente para los distintos cuerpos y para mejorar las dolencias musculares. Sin embargo, el colchón inflable es una muy buena opción para una aventura al aire libre, una noche con visitas que se quedan a dormir o un día de pileta. Sigue estas recomendaciones para elegir el que más te guste y para alargar su vida útil.

Salir de la versión móvil