Tipos de colchones para persona con discapacidad motriz

Bienestar Colchón

Elegir un colchón adecuado para personas con discapacidad motriz puede marcar una gran diferencia en su descanso, y sobre todo, en su calidad de vida.

colchones para personas con discapacidad motriz

Un colchón para personas con discapacidad motriz está diseñado para brindar el soporte necesario a quienes tienen alguna dificultad para movilizarse.

En la actualidad, y afortunadamente, hay una gran variedad de colchones pensados para afrontar distintas situaciones. 

Por eso, antes de elegir uno, tenés que considerar cuáles son las necesidades y desafíos que enfrentás y qué accesorios y características pueden suplirla.

Existen colchones pensados para aquellos que sufren de incontinencia, tienen problemas de circulación sanguínea, artritis, lesiones crónicas y otras decenas de casos posibles.  

En este artículo te contamos sobre tres tipos de colchones que, gracias a su composición, pueden favorecer la movilidad y aliviar molestias.

Tipos de colchones para personas con discapacidad

Si estás buscando un colchón para vos o para una persona que tiene una discapacidad motriz, está sección te será muy útil.

Vamos a revelarte tres tipos de colchones que pueden ayudarte a mejorar la calidad de descanso superando las necesidades y desafíos que enfrentás.

Colchones de espuma viscoelástica y látex

Lo mejor de los colchones de espuma viscoelástica o de látex es que se amoldan perfectamente a la forma de tu cuerpo. 

Son conocidos por generar una sensación de “abrazo”, así que, como te imaginarás, son muy confortables.

Están hechos con materiales resistentes, que dan buen soporte y que, a la vez, te garantizan que durarán unos buenos años.

Además, su suavidad facilita el cambio de posición y alivia los puntos de presión en áreas de contacto como son los hombros, cadera y talones.

Por eso, este tipo de colchones es ideal si tenés dolores crónicos de espalda, articulaciones o necesitás pasar mucho tiempo acostado.

Colchones ajustables

Estos colchones son muy prácticos porque permiten elevar su parte superior o inferior y ajustarlo en un ángulo determinado.

Para cambiar la inclinación del colchón, algunos cuentan con un sistema mecánico que se maneja a control remoto.

En otros casos, podés usar unos accesorios llamados elevadores, que tienen forma de cuña y se instalan debajo del colchón en la zona de la cabecera o al pie de la cama.

El ajuste de inclinación y altura te permite encontrar una posición cómoda para dormir y facilita entrar y salir de la cama.

 Colchones de aire

Esta es otra variedad de colchones que podemos considerar como “personalizados”, porque podés regular su firmeza según tus gustos y necesidades.

Los colchones de aire se ajustan muy bien si padecés problemas de circulación sanguínea y dificultades para moverte.

Su gran beneficio es que la suavidad que aportan impide que se generen escaras o llagas en la piel como consecuencia de pasar mucho tiempo en reposo.

También son útiles si tenés lesiones crónicas en la columna vertebral. Estos colchones absorben y aíslan los movimientos evitando dañar o molestar la zona del cuerpo afectada.

Factores para elegir un buen colchón y accesorios

Elegir el colchón adecuado cuando tenés una discapacidad motriz o algún problema de salud crónico, no es sencillo.

Por eso, te brindamos una pequeña guía para orientarte al momento de realizar la compra: 

  1. Considerá el tipo de firmeza que necesitás según tus condiciones físicas. Recordá que puede ser firm, medium, soft o ultrasoft y van desde una superficie más rígida hasta una muy blanda.
  2. Observá el material de composición. Los que contienen gel, látex o espuma viscoelástica son más frescos y no acumulan humedad en su interior. Por eso mismo son más higiénicos. 
  3. Elegí un tamaño que te resulte cómodo, práctico y que coincida con las medidas de la cama. 
  4. Para mayor seguridad, podés sumar barandas a ambos lados de la cama. Esto te dará el apoyo necesario cuando te levantes y acuestes.
  5. Un excelente complemento son las almohadas. Hay modelos pensados para mejorar la posición corporal en la cama, sobre todo si necesitás mantener cierta elevación en el cuerpo.

Junto al colchón también podés contar con accesorios que te brinden confort e higiene, como ser un cubrecolchón impermeable y sábanas de calidad.

colchones para personas con discapacidad motriz

Conclusiones

El mercado ofrece una gran variedad de colchones y accesorios diseñados para personas con discapacidad motriz.

Para elegirlo correctamente, te recomendamos:

  1. Definir cuáles son las necesidades que debe cubrir el nuevo colchón
  2. Analizar qué tipo de colchón se adecua mejor a lo que precisás
  3. Considerar aspectos como material, tamaño y firmeza 
  4. Recordar que podés sumar accesorios útiles

Dormir bien y tener comodidad en la cama es fundamental para cuidar tu salud, el buen ánimo y aliviar dolencias físicas.

Con estos tips, vas a poder personalizar el descanso según tus necesidades y hacer tu vida más cómoda y sencilla.